Menu
Inicio

Presentación
Cuestionario
¿Que es Matonaje?
¿A Quién Afecta?
¿Por Que No Se Defiende?
Daño Causado
¿Quienes son Victimas?
Mitos de Matonaje
¿Como es un Maton?
Ejemplos de Matonaje
¿Por que actua así un Maton?
El Vecino Maton
Matonaje en Casa
Matonaje en el Colegio
Bullycidios
Tipos de Matonaje
¿Que Hacer?
Instituciones
TELEFONOS DE EMERGENCIA
Org. Cuestionadas
Estadísticas
Legislación
Páginas Hermanas
Glosario

 

 

 

 

 

¿QUE HACER?

En la Sección MATONAJE EN EL COLEGIO entregamos algunos vínculos (en español) donde pueden encontrarse recomendaciones para enfrentar el MATONAJE en ese lugar, por cuanto son herramientas distintas a las que se pueden dar en el hogar o en el barrio. El área de la violencia sexual tiene una especificidad cubierta con amplitud en muchas páginas Webs, por lo cual no es analizada aquí, sin embargo muchos de los datos que se entregan aquí son aplicables a cualquier proceso de MATONAJE, incluyendo aquellos con elementos de carácter sexual.

En esta sección se entregan una serie de herramientas e informaciones que pueden ayudar a enfrentar un proceso de MATONAJE, en términos de PREVENCION, ENFRENTAMIENTO y REPARACION.


PREVENCION
El proceso de MATONAJE se ha descrito como un proceso donde su origen, en la gran mayoría de los casos, está al interior del MATON y no es consecuencia de lo que Ud. hace o no hace, por lo tanto, es muy poco lo que se puede hacer para prevenir o evitar su ocurrencia, a título personal.
Las acciones educativas y divulgación son esenciales para ir detectando o identificando un proceso de MATONAJE en sus inicios y así minimizar el daño que crece al prolongarse en el tiempo. Estas acciones las puede realizar Ud. estudiando y comentando el tema con sus vecinos, amigos, colegas, familiares, alumnos, empleados, clientes, proveedores, etc. En esta área hay también muchas instituciones que trabajan concienzudamente promoviendo un trato humano entre las personas (ver Centros de Información y Divulgación),


ENFRENTAMIENTO
Si Ud. ha recibido una o más agresiones de una persona que podría ser un MATON, ya sea en el hogar, en el colegio, en el vecindario, en el trabajo o en otra parte, deberá actuar. Lo peor que puede hacer es nada, y sólo ver como escala la violencia. En la sección MATONAJE entre Vecinos se entregan algunas sugerencias que pueden ser adaptadas también a otros tipos de MATONAJE. En la sección MATONAJE en el Colegio se entregan algunos vínculos a páginas donde se describe con lujo de detalles los caminos a seguir en esta área.

Si Ud. ha recibido una agresión debe denunciarlo a Carabineros como una agresión, nadie tiene derecho a agredir a otra persona. Para hacer la denuncia o recibir información sobre procedimientos puede recurrir a los Teléfonos de Emergencia o a alguna de las siguientes Instituciones.

Si es un niño agredido por uno de sus padres puede recurrir a uno de los Teléfonos de Emergencia especiales para maltrato infantil y especialmente al 149 (FonoFamilia) cuyo número es confidencial y no queda registrado en la cuenta.


MATONAJE en Casa
Si está siendo agredido o cree que podría ser agredido, puede hacer una o más de las siguientes acciones:
- Dígale que sí a todo lo que diga aunque lo esté golpeando. A la primera oportunidad salga de la casa y busque amparo en cualquier lugar.
- Si no puede salir, enciérrese con llave en una pieza (algunos baños tienen una chapa de seguridad que se puede abrir desde afuera) y asegúrese de llevar consigo un celular para llamar de inmediato a alguien que lo pueda socorrer. Cualquier chapa, por segura que sea, no va a detener a un MATON, así que no se encierre a menos que pueda pedir ayuda.
- Lo ideal es que sea otro quién lo defienda, especialmente alguien de autoridad, pero si no puede pedir ayuda, y teme que su vida corre peligro, tiene todo el derecho de defenderse. Debe tener presente, que si se le “pasa la mano”, podría ser encarcelado por un buen tiempo, ya que algunos jueces son sordos, ciegos e ignorantes (en este tema), así que haga lo posible por no matarlo.
Según el Código Penal para que alguien esté exento de responsabilidad por “Defensa Propia”, deben concurrir tres elementos:
1) Que Ud. sea objeto de una agresión ilegítima;
2) Que Ud. no haya provocado la agresión; y
3) Necesidad racional del medio para impedir o repeler la agresión.
En este último caso, cuya subjetividad permite que los jueces apliquen su criterio para ponderar todos los antecedentes, es donde se puede dar el caso donde un juez incompetente o carente de criterio desvalorice antecedentes, no permita su presentación, o los ignore. Así hay jueces que consideran que una persona físicamente más débil debe enfrentar a un delincuente (experto en riñas y cuchillos y lleno de cicatrices en la piel) con la misma arma. ¿Como se vería Ud. enfrentando con un cuchillo a un delincuente igualmente armado y más experto, joven y atlético? ¿Y si ese delincuente es un psicópata cuyo afán es matarlo, existiendo antecedentes previos? Los jueces esperan que Ud. se deje matar. Ni se le ocurra usar una pistola para evitar su muerte, los jueces nunca serán capaces de entenderlo, porque viven en las nubes.

- Si se le llega a “pasar la mano” tenga presente que ese MATON, psicópata o como quiera llamarlo, nunca más volverá a maltratar a otra persona vulnerable, y tal vez, Ud. salvó una vida además de la propia. Aún así deberá purgar una pena, por habérsele “pasado la mano”, pero a diferencia de un MATON, Ud. se hará responsable de sus actos.
- Siempre tenga presente: un golpe es un aviso; el segundo golpe es una certeza de que no se detendrá, aunque le ofrezca disculpas y una “Luna de Miel”. En este momento debe irse, porque en este momento aún lo puede hacer. Después podría ser muy tarde.


Después de Irse.
- Nunca vuelva a la casa solo. Siempre hágalo acompañado de Carabineros o una autoridad civil. Nunca salga de su casa sólo.
- Solicite un Recurso de Protección. Lleve consigo siempre cualquier documentación que acredite que vive bajo amenaza.
- Si la casa es suya y el MATON no está, cambie todas las chapas, y consiga que alguien lo acompañe día y noche.
- Establezca procedimientos de seguridad y sujétese a ellos. No tiene nada que ver con ponerse paranoico. Evite los lugares inseguros.
- Verifique que nadie lo sigue. Si es seguido, acérquese a alguien, preferentemente a un Carabinero y si es posible escabúllalo.
- Cierre cortinas de su casa para que sus movimientos no sean visibles.
- Ilumine el jardín o patio.
- Explique a sus vecinos lo que ocurre y pídales que llamen a Carabineros o al Fiscal que lleva su caso si observan cualquier cosa sospechosa.
- Cambie todas sus rutinas, permanentemente, como si fuera un espía o un guerrillero del FPMR. No entregue sus datos personales a quienes no sean de confianza.
- Si tiene que cargar bultos que le dificulten un escape, tome un taxi, es más barato que la cuenta de un hospital.