Menu
Inicio

Presentación
Cuestionario
¿Que es Matonaje?
¿A Quién Afecta?
¿Por Que No Se Defiende?
Daño Causado
¿Quienes son Victimas?
Mitos de Matonaje
¿Como es un Maton?
Ejemplos de Matonaje
¿Por que actua así un Maton?
El Vecino Maton
Matonaje en Casa
Matonaje en el Colegio
Bullycidios
Tipos de Matonaje
¿Que Hacer?
Instituciones
TELEFONOS DE EMERGENCIA
Org. Cuestionadas
Estadísticas
Legislación
Páginas Hermanas
Glosario

 

 

 

 

Clases de crueldad en la escuela

http://www.granvalparaiso.cl/columnistas/silva/crueldad.htm

Suicidio de una niña de 13 años, agobiada por los maltratos de palabra y de hecho de sus compañeras, es un episodio que revela la salud moral del país

Luis Eduardo Matías Pío Silva de Balboa
(29/11/06)

EL RECIENTE SUICIDIO de una escolar de 13 años de edad, alumna de octavo básico de una escuela en Iquique, por agresiones y acosos de sus compañeras, y lo más trágico, los correos que expresan felicidad por aquella muerte, revelan que la enfermedad de esta sociedad es terminal.
Para quienes no creen en las luchas de clases, aquí la tienen dentro de las salas de clases, donde la bondad, el respeto, la consideración hacia el prójimo, son vistos como una soberana estupidez, carente de todo sentido.
Los medios de comunicación que endiosan la frivolidad, los ídolos de barro, la soberbia, la pretensión, donde se surge para denostar al vecino, al compañero, donde se promueve la malsana competencia, la corrupción por doquier, nos hacen regresar a la selva. Pero en verdad allí los animales matan por comer y necesidad, por instinto, no por placer.
El odio social y por sobre todo la envidia se encuentran a flor de piel; la violencia de toda índole es justificada, incluso convertida en manifestación de heroísmo.
Es más, para los pelafustanes, la hombría consiste en ser violento, cruel, insensible, vale decir, primitivo.
La mujer ahombrada, sin distinción alguna, grosera, carente de toda feminidad, de la cual se avergüenzan, contribuye al panorama desvirtuado de las virtudes humanas. En la Universidad veo que quienes asumen una conducta más violenta y groseras en su lenguaje son precisamente las mujeres; tan lejos que están los tiempos en que abundaban las muchachas elegantes, finas, con detalles delicados en sus atuendos, fueran ellas pobres o ricas. Hoy proliferan unas quiltras calientes y groseras, toscas, agresivas, impertinentes, que se sientan con las patas abiertas, que escupen, y que llaman a que las traten de igual a igual o peor que a un tipo carretonero, es decir, cualquier carretonero resulta más prolijo que mis compañeras universitarias.
En un mundo social sin recato, límites o contenciones todo es válido, hasta la muerte y el asesinato por presión colectiva de la mediocridad. Ni siquiera el sentido del humor permite aceptar tanta estupidez.
Las acosadoras de esa escolar hoy fallecida por desesperación deberían ser llevadas a la justicia ordinaria, procesadas por homicidio por usar el más cruel de los elementos letales, el desdén cruel y concertado, la descalificación criminal de una compañera, de un ser humano, por disentir, por no sumarse al rebaño, por luchar por su individualidad. Es un crimen de lesa humanidad.


COMENTARIOS DE LECTORES

* Creo que eso de echarles la culpa a los profesores es un asunto de ignorancia, ya que el niño recibe de sus padres valores básicos que, buenos o malos, son la primera fuente desde donde absorbe. No se han dado cuenta de que el carácter o las actitudes de un niño en la mayoría de los casos es el fiel reflejo de su hogar, o sea de cómo son sus padres. Yo no me olvido de que cuando niño miraba a mi padre y lo veía como a un súper hombre, fuerte, grande y siempre lo traté de imitar. Siempre un niño con problemas es el reflejo de los problemas de su casa, ya que si fuera el profesor el factor común, éste tendría todo el curso fracasado, lo que nunca es así, ya que en un curso hay niños con y niños sin problemas. Ahora, las fallas de la educación en Chile no son los profesores; ellos son víctimas, al igual que los alumnos, en un sistema educacional fracasado. Si el padre o el abuelo es incapaz de conversar con su hijo o con su nieto, qué más le pude pedir a un extraño. Miguel Ramírez

* Sr. Mery, entienda , nunca la violencia debe ser considerada como normal. Su opinión me hace pensar que usted era uno de esos que gozan con el sufrimiento ajeno.. jorge a. v.

* “Hoy proliferan unas quiltras calientes y groseras, toscas, agresivas, impertinentes, que se sientan con las patas abiertas, que escupen, y que llaman a que las traten de igual a igual o peor que a un tipo carretonero, es decir, cualquier carretonero resulta más prolijo que mis compañeras universitarias.“ ... Me parece que el autor de la columna está caro para escribir en las paredes de baño público. No es posible que alguien se exprese en esa forma de sus compañeras; denota un machismo inaceptable, grosero y peligroso. ¿Será que quiere que las mujeres sigan usando corsé y lo esperen con mermelada hecha en casa? Demuestra falta de cultura el amigo columnista, con juicios ligeros y poco serenos por decir lo menos. Carlos Alberto Salazar

* Mi reflexión del artículo es que se tome con seriedad este asunto y no se dispare con cañonazos para apuntar a objetivos finos, porque eso sólo sirve para descargar iras personales y promover la paranoia. En todos los tiempos ha habido matonaje. La diferencia en estos tiempos es que los adultos no enseñan a los jóvenes con el ejemplo valores como la caridad y la compasión, menos la tolerancia a la frustración, que en mayor o menor grado tendrán que enfrentar gran parte de la vida; menos promueven la capacidad de diálogo, que les permita mantener relaciones afectivas y perdurables. Esa es la base de la formación de personas sanas y resistentes a los embates de la vida. Es cierto que hay mucha violencia en el ambiente; de muestra un botón: más de sesenta mujeres han sido asesinadas por sus parejas. ¿Entonces de qué nos asombramos? ¿De dónde aprenden las actitudes violentas y agresivas? De los adultos, por supuesto. Especialmente de aquellos que usan y abusan de la descalificación, el mote, la exageración y la burla soez para referirse a sus pares. Pero de ahí a concluir que estamos en una sociedad terminal, francamente me parece que el autor debería hacer una pausa en el camino. XG

* Me parece correcta la opinión del Sr. XG, ya que hay muchas causas que atender en este infausto acontecimiento, y no es una situación generalizada. Lo importante es que tratemos de prevenir y no de hacer juicios ligeros. También me parece exagerado el tratamiento que le da al hecho el autor de la columna. Me recuerda un personaje de caricatura que se llamaba “Alharaco“ Oscar Sepúlveda

* Yo sufrí de una forma más o menos parecida de este acoso ("bulling" como se conoce hoy en día), y hasta el día de hoy no he podido recuperarme o quizás muy poco. Sr. Balboa, lo de la chica de Iquique es sólo la "punta del iceberg" que aún no se devela del todo, con una juventud que incurre en el matonaje y la violencia en función de convertirse en "agentes de popularidad" para con los grupos de curso. Si todo sigue así, no sería extraño ver nuestras escuelas convertidas en un nuevo "Columbine" (en alusión a los eventos de violencia en las escuelas estadounidenses) Zam

* Como alumno universitario me siento tremendamente interpretado por este artículo; resulta tan desalentador observar la estupidez, la falta de dignidad conductual de mi compañeras universitarias, cómo se arrastran frente a los seniles profesores etc. ... todo un espectáculo. Con razón hay quienes importan rusas. Yo estoy pensando importar una mujer también. Cristóbal Valdés

* Por Dios, este señor parece de la UDI por lo tremendista. Hay que hacer una reflexión más seria de los hechos, porque esto no es una situación habitual. Aquí cofluyen varias situaciones: empezando, la probable tendencia depresiva de la niña, no diagnosticada a tiempo. Su impulsividad, propia de los adolescentes y la necesidad de “castigar“ a sus compañeras. Todo, en un ambiente hostil que no fue abordado por los superiores, porque nadie quiere meterse en conflictos con los “pinguinos“, porque son desautorizados por la autoridad. XG

* Quien se firma con la iniciales XG no sabe de lo que escribe. Esto de la violencia escolar es sumamente habitual, llega a niveles de crueldad enormes. Y no faltarán los padres estúpidos que le regalarán para la navidad juguetes de armas, pistolas, tanques, a sus hijos, enalteciendo la violencia, la guerra y otras atrocidades humanas. Muy acertado el artículo. Ariel Patricio Vargas

* En este minuto en algún salón de clases un grupo de muchachos o muchachas está "bromeando" a algún compañero; ésa es la respuesta de muchos colegios a la violencia sistemática con que algunos alumnos expresan su odio y envidia contra otros niños o niñas: "son bromas escolares sin importancia" es la respuesta más común en los colegios, que se escudan en psicólogos mercenarios para bajarle el perfil al tema. Creo que la violencia intrafamiliar es tan importante como la violencia en las salas de clases, pero como la mayoría de los colegios insisto se escudan en bajar el perfil, la escalada de violencia sólo va en aumento. Lucho del Puerto

* Nuevamente los medios de comunicación toman un dramático acontecimiento y lo acomodan para llamar la atención. Si bien es cierto un suicidio es un hecho trágico, son situaciones que lamentablemente se repiten más de lo que quisiéramos. Lo criticable es que sin ningún antecedente válido, la prensa haya determinado, sin lugar a dudas ni cuestionamiento, que el suicidio de esta niña fue provocado por las burlas de sus compañeros. No nos engañemos, las burlas y las agresiones en los colegios son cosas normales de los niños y la juventud. He visto a periodistas y opinólogos espantados ante las burlas y agresiones que ocurren en los colegios, como si ellos cuando niños nunca se burlaron o molestaron a algún compañero. No es bueno provocar escándalo y psicosis nacional, utilizando un hecho tan lamentable. La decisión tan radical tomada por esta niña pudo deberse a muchos motivos que nunca podrán conocerse. Lo importante es mantener una buena comunicación con los hijos, supervisar lo que hacen, quiénes son sus amigos y saber tomar las decisiones apropiadas y oportunas que eviten que un niño sea dañado por el entorno en que sociabiliza. Miguel Mery

* Señor XG, si usted considera que esta situación es "tremendista", me disculpará, pero da lo mismo su opinión porque este fenómeno seguirá ocurriendo y cada vez en mayor escala. En mis tiempos había un ramo en la escuela que se llamaba "modales y cortesía"; dirá usted ahora que eso es retrógrado, puede ser, pero lo que sí sé es que sirve para comportarse.

* No es casualidad que lo que ocurre en nuestra Madre Patria lo veamos acá con posterioridad y con calco. El bulling , la violencia intrafamiliar- que cobra muchas víctimas-los enfrentamientos entre los "famosos" por ganarse un espacio en TV o diarios faranduleros son parte de nuestra sociedad . No creo que la causa sea genética sino preferentemente ambiental. Además, la situación va en aumento, avalada por autoridades que tienden a esconder o bajar el perfil al problema, argumentando que son casos puntuales. Sabemos que copiamos todo lo malo que viene del extranjero, en especial la programación en TV, que es fuente educacional de la mayoría de los chilenos y los más probable es que cuando el problema toque fondo, recién se pensará en poner el cascabel. Es muy posible que en tiempo no muy lejano veamos estos hechos grabados en celulares como una moda importada de España. syndi perez

* Estudiantes rodeados de animales, partiendo por sus profes
Juan García
La "humillación" en escuelas, liceos y colegios no es nuevo. Lo de Iquique es el extremo de algo que ya se daba en mi generación (escolares de los 70 y 80), y que se daba antes, ya en los 40, 50 y en los 60; pregúntenle a sus padres y abuelos.
Egresé de un colegio particular tradicional, de "hombres"... y de mi generación, 70 egresados. Sólo entre 6to Básico y 2do. Medio se retiraron más de 6, para no seguir siendo molestados por actitudes (homosexuales), por apariencia física, por modo de hablar o por simplemente discriminación social (que se da a todo nivel, incluso entre pobres). La historia se repite a todo nivel social; simplemente tenemos una "cultura" que sólo ve "bien" a lo homogéneo y estándar; todos uniformados desde el Jardín Infantil. Por eso nuestra educación básica y media termina transformándose en un "martirio" para más del 50%, no sólo para los discriminados, la minoría (a cuantos de nosotros nos daba lata ir al colegio, para ir a repetir de memoria un montón de cosas y en el cual los "inquietos, preguntones o que estudian más de lo debido", simplemente son tachados de subversivos o hiperkinéticos... y que los profesores los tratan de "acallar", incluso ridiculizándolos frente al curso, para demostrar quién es el "maestro"...).
El problema es antiguo y quienes podrían aminorarlo o eliminarlo, los profesores y directivos de escuelas, liceos y colegios, no hacen nada. ¡Qué culpa tienen los compañeros de curso, si los "maestros" son absolutamente INCOMPETENTES a la hora de educar y dar el ejemplo! Por que no hay sólo Educación Sexual, tampoco hay Educación Cívica (que enseñe a como comportarse en sociedad, que explique para que están las instituciones, y cuál es el rol y obligaciones de cada uno como ciudadano). Si nuestros estudiantes se comportan como animales es porque ya hace décadas se dejo de enseñarles como se deben comportar...y a su alrededor, ven a puros animales, partiendo por sus profesores.