Menu
Inicio

Presentación
Cuestionario
¿Que es Matonaje?
¿A Quién Afecta?
¿Por Que No Se Defiende?
Daño Causado
¿Quienes son Victimas?
Mitos de Matonaje
¿Como es un Maton?
Ejemplos de Matonaje
¿Por que actua así un Maton?
El Vecino Maton
Matonaje en Casa
Matonaje en el Colegio
Bullycidios
Tipos de Matonaje
¿Que Hacer?
Instituciones
TELEFONOS DE EMERGENCIA
Org. Cuestionadas
Estadísticas
Legislación
Páginas Hermanas
Glosario

 

 

 

 

VECINO MATON


Las relaciones sociales son algo muy complicado. Desde muy pequeños aprendemos que no estamos solos en el mundo y por lo tanto no somos el centro del universo. A algunos les enseñan a confiar, ceder, adaptarse y compartir. No es un aprendizaje fácil. ¿Quién está dispuesto a ceder sus privilegios? A otros les enseñan que sus intereses siempre estarán primero, y que los demás deben ceder. A otros les enseñan a ser culposos, convenciéndoles que son egoístas, y viven el resto de su vida tratando de no molestar a nadie. En una población mundial de varios miles de millones, probablemente hay un mismo número de opiniones y formas de enfrentar las diferencias. Y en un mundo con recursos y espacio limitado, y con una planificación urbana y social inhumana, es inevitable que surjan los conflictos de interés, y debemos aprender a administrarlos.


LA BUENA VECINDAD

A menos que uno sea muy rico y pueda arrendar o comprar una Isla o una propiedad de varias hectáreas, lo más probable es que tenga que compartir una muralla pareada con un vecino ruidoso, o una acera con un vecino al que le falta espacio de estacionamiento.
Estos son problemas tan comunes, como la salida del sol. La habilidad para resolver estos problemas, diferirlos o aumentarlos, depende de cual es nuestra reacción. La siguiente es una lista de ejemplos, probablemente incompleta, que ayuda a resolver un conflicto sin exacerbarlo:

- Tomar conciencia que existe un problema y no esperar hasta que supera su nivel de tolerancia. Una solución racional es mejor que una reacción emocional. Ignorar un problema no lo soluciona. No reaccione cuando están ocurriendo los hechos, hágalo otro día.
- Si su vecino es tan razonable como Ud., un simple dialogo podría resolver el problema. Un mal comportamiento de su vecino podría ser resultado de un mal comportamiento suyo, pero de cuyo efecto Ud no se ha dado cuenta, y vice-versa. Planifique el diálogo. A veces poner las cosas en papel es como contar hasta cien, ayuda a moderar nuestro punto de vista. Por razones que explicaremos más abajo, este primer diálogo es conveniente realizarlo frente a testigos o con algún medio de prueba que avale nuestra disposición.
- Mantenga relaciones positivas con todos. Es más fácil dialogar con un amigo que con un enemigo, aunque no podamos ser amados por todos.
- Si el vecino no quiere hablar, busque otro vecino en quién confié y pídale que averigüe cual es el problema. Algunas personas temen un enfrentamiento cara a cara.
- En todo momento trate de ponerse en el lugar de su vecino. Aunque esto no resuelva el problema, le permitirá comprender mejor su origen, podrá estimar que puede esperar del vecino y que no, le dirá cuales son sus debilidades e inquietudes, y le ayudará a enfocar el problema de una forma más accesible para el vecino.
- Si su vecino no es razonable, es obstinado, entonces ponga en la balanza la importancia del problema, la importancia de lo que cede, o tener como vecino a un enemigo en vez de un vecino.

Probablemente, en la mayoría de los casos, su vecino será accesible y sólo requerirá de moderación y buena voluntad para resolver cualquier diferencia. Incluso si no es razonable, ya sabe lo que puede esperar de su vecino, y en el futuro una distancia saludable alejará los conflictos. En estos casos, los problemas, generalmente sin gran importancia, nunca se transforman en algo serio o grave, porque todas las partes involucradas tienen una disposición de Buena Vecindad, o al menos, toman conciencia de las posibles consecuencias de sus actos. La mayoría de las personas prefieren vivir en paz.

Lamentablemente hay vecinos que no necesitan tener una excusa o justificación para iniciar un conflicto con otro vecino. Hay vecinos que disfrutan utilizando la violencia para dominar y someter a otras personas, estos son los MATONES. Un MATON o MATON en serie necesita tener a alguien bajo su dominio, y si Ud. aparece en su campo visual en el momento y el lugar equivocado, puede transformarse en su objetivo.
Ud. puede estar en su jardín cortando el pasto, y cuando su vecino vea que el césped está más verde al otro lado del deslinde, comenzará su interés por MATONEARLO.
Estos vecinos nunca han aprendido a resolver sus conflictos por vías no violentas, por lo que si Ud. le pide que cambie algo, lo contradice, le posterga o niega lo que quiere, su reacción será un acto de violencia, una amenaza o una agresión.
Si en su opinión tiene buenas razones para temer una agresión de parte de su vecino, nunca se acerque a conversar con él a solas, siempre busque la compañía de otras personas o hágalo desde el otro lado de la cerca y a una distancia prudente. No tema tener miedo, y no tema demostrarlo, más importante es sobrevivir para contarlo (valga la poesía).

Definición:
Cuando hablamos de VECINO MATON nos referimos a la violencia repetitiva de un vecino contra otro u otros. En países de habla inglesa se conoce a este vecino con el nombre de “Nieghbour From Hell” o “NFH” (Vecino del infierno). En países de habla hispana la traducción correcta posiblemente sería “Vecino Buscapleitos, Vecino infernal o Vecino Maldito”. En esta página Web proponemos que un vecino de estas características representa a un MATON que desarrolla su acción en el ámbito vecinal. Para conocer las características de un MATON refiérase a las otras secciones de esta página Web.

Para ver una definición de MATON y MATONAJE ver la sección QUE ES MATONAJE.


EL VECINO MATON : Cuando la Buena Vecindad no funciona.
Ver ¿QUE HACER?

Al recibir su primera amenaza o agresión del MATON, por la razón o sin razón que sea, deberá hacerse a la idea de que desde aquí en adelante podría tener que vivir en un estado de guerra permanente. En este momento deberá decidir, entre todos los caminos que puede tomar.

Previendo la posible repetición de actos de violencia (si es un MATON puede estar seguro que ocurrirán), deberá definir que le conviene hacer:

1) Vender o entregar la propiedad y trasladarse a otro lugar, perdiendo todas las ventajas que el lugar le significa: amigos, mascotas, trabajo, colegio, ahorro de locomoción, un estado de cosas establecido hace años, servicios anexos (cable, Internet), etc. Esto termina el problema, y aunque no hay garantías, si tomamos en cuenta las estadísticas, la mayor probabilidad es que su nuevo vecino no será un MATÓN. Si Ud. vende o arrienda una propiedad sin informarle al comprador/arrendatario de los riesgos colaterales podría ser perseguido judicialmente.

2) Ignorar lo ocurrido y soportar estoicamente las agresiones siguientes con la esperanza de que se acabe por cansancio o aburrimiento. Tratándose de un MATÓN, esto no va a funcionar, ya que Ud. se hizo visible en el lugar y momento equivocado, y ya no hay nada que hacer, Ud. será su víctima hasta que se acabe. Y el final incluso puede ser fatal. El MATÓN busca llamar su atención y si Ud. no reacciona buscará nuevas, y peores, formas de lograrlo, hasta acabar con Ud.

3) Si Ud. no puede irse por razones económicas o de otra índole, no le va a quedar otra opción que enfrentarlo. Esta es la tercera vía. Es la vía más ardua (puede tomar años, requiere un compromiso activo dirigiendo estrategias, presionando a las autoridades, recopilando información y evidencias, etc.), más solitaria (nadie va a arriesgarse a pararse a su lado), más costosa (abogados, daños crecientes, trámites, etc.), y desmoralizador (con efectos psicológicos y emocionales variables), y al final el resultado puede ser decepcionante, especialmente cuando las autoridades no están a la altura de sus cargos.


El Enfrentamiento

Ahora comprenderá por qué era útil hacer el primer acercamiento frente a testigos o con algún medio de prueba. Desde un principio hay que establecer claramente, con evidencias, quién es el agresor y quién el agredido; quién busca una solución y quién es el problema; quién recurre al arbitraje de las autoridades competentes y quién la evade; quién dice la verdad y quién miente.
El camino del enfrentamiento no consistirá en devolverle al MATÓN su propia medicina, sino, poner en evidencia al MATÓN, establecer los hechos y perseguir sus faltas y delitos, haciéndolo responsable de sus actos.

Enfrentando una agresión:
El MATON disfruta obteniendo una reacción violenta de su víctima; por lo tanto, no mirarlo, pretender que no lo ha escuchado o que no ha notado el objeto que le lanzó, no enojarse ni alterarse, son mecanismos que pueden ser útiles para evitar un enfrentamiento con algo que uno no conoce. Así mismo le da tiempo a uno para analizar la situación y tomar notas mentales de los hechos, de las palabras y de la reacción del entorno. Lamentablemente, como el MATON no ha obtenido lo que quería, su agresión puede escalar hacia conductas más violentas después de un período de sorpresa inicial.
Evite los lugares donde puede encontrarse con el MATON. Cambie de ruta si es posible. Cambie sus rutinas, sus horarios. Pero no permita que el MATON se de cuenta que su conducta es la que está afectando su vida. Trate de no andar sólo. Acérquese a posibles testigos si teme un encuentro. Evite los lugares solitarios. Verifique que nadie lo sigue. Si es seguido, acérquese a alguien, preferentemente a un Carabinero y si es posible escabúllalo. Si tiene que cargar bultos que le dificulten un escape, tome un taxi, es más barato que la cuenta de un hospital.


Enfrentamiento Directo:
Si decide enfrentar al MATON, no lo haga sólo.
Háblele al MATON sin mostrar enojo ni disgusto, incluso sea amable con él, haciéndole ver que tomó nota de su comentario o conducta, pero que no entiende por qué dice o hace eso, que si hay algún problema le gustaría encontrarle solución, pero que sea viable para ambos. Manténgase erguido, actúe con confianza y mantenga contacto visual. Si cree que le costará mantener el contacto visual sin demostrar sus emociones, use lentes oscuros.
Grabe el encuentro con audio o video, o mejor aún, que otra persona grabe para obtener evidencias incontroversiales.
El MATON lo eligió a uno para el enfrentamiento, un enfrentamiento donde el cree que puede actuar sobre seguro, y que si el enfrentamiento es violento, el tiene todo para ganar, y al final siempre podrá fingir que él es la víctima. Nunca enfrente al MATON con su misma violencia. La venganza no resuelve el problema, lo aumenta. El MATON debe saber que Ud. no esta sólo, que hay otros que observan.


1) Recopilar evidencias:
- Documentar cada hecho: Llevar un diario detallado con las acciones violentas del MATON (Hora, fecha, lugar, testigos, participantes, diálogos, como se sintió, etc.). Guardar fotografías, grabaciones o videos de sus acciones (sin editar), tomar datos y declaraciones de testigos, guardar copias de cartas, e-mails, etc. Los tribunales y policía de investigaciones no le asignan importancia a muchos delitos a menos que tengan impacto público o aparezcan en la televisión, y por lo tanto no investigan las denuncias como sería deseable. Así las cosas, Ud. deberá acompañar sus denuncias con la mayor cantidad de evidencia posible.
- No viva sólo: arriende una pieza, contrate trabajadores, invite a alguien a quedarse a la casa. Si es alguien dispuesto a actuar de testigo, mejor.
- Llame a Carabineros: No frene su deseo de llamar a Carabineros, no tema parecer exagerado o que les está haciendo perder el tiempo. No tema las burlas o la incomprensión. No deje de estampar denuncias y constancias según sea el caso. Es su trabajo acudir a la policía cuando se comete una falta o un delito, y es el trabajo de ellos responder. No tema ser conocido como un “sapo”, Ud. está defendiendo sus derechos que no son inferiores a los del MATON. No tema las burlas de los policías, sólo demuestran que no entienden o no conocen el problema. Explíqueles amigable y didácticamente lo que implica, como le afecta y como la ley lo interpreta. Aunque se trate de incidentes sin importancia, acumulados serán significativos. Incluso, con un poco de suerte, los policías podrían atrapar al MATON in fraganti, logrando así testimonios que no pueden refugiarse en el temor a las represalias.
- Invierta en seguridad: si dispone de medios, invierta en tecnología. Un teléfono que muestre el número de quién llama, una grabadora que guarde mensajes, una cámara de video, buena iluminación del patio, etc. Establezca procedimientos de seguridad y sujétese a ellos. Cierre cortinas de su casa para que sus movimientos no sean visibles.
Televisión en Circuito Cerrado: Esto consiste en una cámara de video conectada a un VHS o a un computador, e instalada dentro o fuera de la casa para registrar los eventos en esos entornos. Esto puede ser muy útil para atrapar al vecino en un delito contra Ud. o su propiedad.
Debe tener en cuenta lo siguiente:
- El área de cobertura sólo debe incluir su propiedad o podría estar infringiendo los derechos de privacidad de otras personas.

2) Investigar al MATON:
- Conocer su conducta, debilidades, rutinas. El MATÓN sabe como hacernos daño. Nosotros debemos saber como evitarlo o minimizarlo. Conociendo sus rutinas, podremos evitarlo (tomando caminos alternativos), o adelantarnos a él. Conociendo sus debilidades podremos neutralizar o impedir alguna acción o incluso prever una acción y documentarla.

3) Conocer las leyes:
- Tal vez nuestro reclamo no tiene asidero legal. Estaremos más seguros en la defensa de nuestros derechos, si los conocemos en todos sus aspectos, tanto en lo Penal, lo Municipal, lo Civil, lo Sanitario, etc. Quienes pueden ser testigos, cuales son los procedimientos y plazos, son algunas preguntas cuyas respuestas deberá conocer.

4) Divulgación:
- Cuando Ud. explica su problema a otros no estará hablando sólo de su problema particular, estará divulgando el conocimiento sobre un problema que atañe a todos, afecta a todos, y es poco comprendido por la mayoría, al menos en una forma documentada y sistemática. Deberá aprender más sobre el tema y ser capaz de explicarlo claramente.
Así habrá más conciencia de que estas cosas ocurren y será más fácil identificarlas en el futuro. El MATONAJE no es algo aislado, es muy probable que otros hayan pasado o estén pasando por lo mismo o por algo parecido. Ellos podrán entenderlo y apoyarlo.

5) Involúcrese Socialmente:
- Intégrese a la Junta de Vecinos. Es poco probable que el MATON tenga influencias en su interior. Explique su problema, busque apoyo y especialmente busque acciones concretas que interesan al bien común. Ud. no es el único al que le pasan estas cosas. Seguramente el MATON ha tenido otras víctimas antes que Ud., o tiene otras victimas adicionales en otras áreas donde se mueve. En su trabajo, en los negocios del barrio, en el club deportivo, etc.
- Acérquese a la Municipalidad, y plantee su situación en el área de desarrollo social y familiar de la Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO).
- Acérquese al Diputado de su sector: las leyes que regulan la vida en sociedad deben ser construidas o modificadas por las mayorías (su participación ayudará), y las mayorías quieren vivir en paz.
- El MATONAJE no se resuelve sólo, no es algo que pasa con el tiempo, tiende a escalar en el tiempo, y USTED tendrá que hacer algo.
- Explique a sus vecinos lo que ocurre y pídales que llamen a Carabineros o al Fiscal que lleva su caso si observan cualquier cosa sospechosa.

6) Involúcrese legalmente:
- Si hace una denuncia judicial siga personalmente las causas llevadas contra el vecino. Obtenga asesoría gratuita o contrate a un Abogado. No actué sin asesoría legal, porque si eventualmente debe apelar o defenderse ante la corte de apelaciones no lo podrá hacer sin un abogado. Supervise lo que hace y no hace el Abogado. Acuda al juzgado y verifique el estado de la causa. No cuente con testigos, pero haga el esfuerzo de convencerlos. Solicite un recurso de Protección y siempre lleve consigo documentación que acredite que vive bajo amenaza.

POR QUE ACTUA ASI UN VECINO MATON
Ver Por que actúa así un MATON.

En general un MATON posee un Trastorno de Personalidad Narcisista. Se odian a sí mismos así que han creado una imagen ideal de sí mismos que quieren que los demás vean, reconozcan y veneren.
Ud. habrá hecho algo (o nada) que a los ojos del MATON implica que Ud. no lo venera, por lo tanto Ud. es maligno. Es tan simple como eso.
Ud. mismo podrá comprobarlo ignorando sus bravuconadas. Verá que eso lo irrita más que si Ud. le responde en sus mismos términos. Si Ud. le responde en sus mismos términos, él habrá logrado rebajarlo hasta su mismo nivel, son iguales, Ud. no es mejor que él.
El necesita llamar la atención, obtener sumisión, reconocimiento de superioridad y adoración.
No importa quién sea Ud. o que haga, en algún momento él crearía un problema con un deslinde, una reja, un espacio de estacionamiento, un ruido, cualquier cosa que le permitiera iniciar un proceso de intimidación para someterlo y establecer su superioridad. Ud. estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado.
Una vez resuelto un problema, gracias a su buena voluntad, él rápidamente encontrará otro tema para continuar la intimidación, hasta acabar con Ud.

Todos podemos tener algún grado de narcisismo; ser arrogantes, egoístas, presumidos y poco empáticos, sin que esto sea una patología. Pero las personas “normales” moderan sus conductas y actitudes ante palabras como “por favor”, “le agradeceré si mueve su auto”, “el bebé necesita dormir”, etc. Esto no funciona con un Narcisista, empeora las cosas, porque Ud. ha demostrado ser mejor que él.
Pero el Narcisista no sólo busca intimidarlo a Ud., el necesita someter todo su entorno, de manera que se asegurará de contar con un público cautivo que además de ver sus acciones, aprenda a tenerle miedo y lo venere. Como el MATON es un cobarde necesita actuar sobre seguro, por lo que generalmente su público será sus más cercanos, quienes además, en caso de necesidad, le servirán de testigos o de protección.

EFECTOS DE UN VECINO MATON

Ver: Daño causado a la victima de matonaje
A quienes afecta el matonaje

- Ud. ya no disfruta la “tranquilidad del hogar”, en cualquier momento puede volver a actuar el MATON. Su hogar ya no es un lugar seguro.
- Vivirá asegurando las puertas y ventanas, de día y de noche.
- Ya no saldrá al patio con la misma frecuencia. Si lo hace, el MATON saldrá a su patio y lo molestará o lo agredirá con algo.
- Cambiará sus rutinas de ingreso y salida del hogar para evitar toparse con el MATON. Su vida ya no es suya, es del MATON.
- Vivirá envuelto en culpas. El MATON asegurará que Ud. es el culpable y él la víctima. Las autoridades e incluso sus amigos dirán “algo habrás hecho para merecerlo”. Ud. mismo comenzará a dudar de sus propias actuaciones, preguntándose si pudo haber hecho algo diferente.